www.sportleon.com

Abanca Ademar, 34 - SD Teucro, 22

Juanín Gardía lideró al Abanca Ademar con sus siete goles en la primera mitad.
Ampliar
Juanín Gardía lideró al Abanca Ademar con sus siete goles en la primera mitad. (Foto: César F. Buitrón)

El Abanca Ademar vuelve a sonreír

Los leoneses borran de la pista al Teucro en una primera parte en la que rozaron la perfección en ataque

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El equipo de Rafa Guijosa cierra su mala racha de resultados y ahora tratará de confirmar su mejoría este sábado 4 de noviembre, a las 19:30 horas, en la Liga de Campeones frente al Steaua de Bucarest

El Abanca Ademar se dio un festín de goles frente al Teucro para cerrar su mala racha de resultados. Un primer tiempo en el que los leoneses rozaron la perfección en ataque sirvió para borrar de la pista a un equipo pontevedrés que nunca pudo inquietar a los leoneses.

Es cierto que la imagen que dejó el Teucro fue de equipo endeble en defensa y sin más argumentos ofensivos que el derroche físico del cubano Balázquez, pero no oo es menos que ese el mismo conjunto que se las tuvo tiesas con el Granollers o el Anaitasuna esta misma temporada.

Sea porque los gallegos tuvieron su partido para olvidar o porque los leoneses jugaron con la intensidad y el acierto en ataque que les faltó en otros encuentros, la realidad es que el Abanca Ademar firmó su mejor partido en casa de esta campaña que los de Guijosa deben confirmar en la Liga de Campeones frente al Steaua de Bucarest, un equipo muy superior al Teucro que va a medir la recuperación de los ademaristas.

Del partido poco se puede contar más allá de que a los 10 minutos de juego el encuentro estaba liquidado. La defensa leonesa no dejaba resquicios y cuando los encontraban los gallegos se topaban de frente con un gran Nacho Biosca cuyas paradas se convertían en contragolpes rápidos culminados casi siempre por Juanín García, que con siete goles en el intermedio fue el máximo goleador de los leoneses.

En los minutos finales del primer periodo ya se dejó ver que el Abanca Ademar levantaba un poco el pie del acelerador y eso se hizo más acusado tras el paso por el vestuario cuando un parcial de 1-4 para los de Domínguez en los primeros cinco minutos del segundo periodo provocaba el enfado de Rafa Guijosa que paró el partido para llamar a los suyos a capítulo en un tiempo muerto con el que no quería que los visitantes llegaran a creer con la remontada tras rebajar su desventaja, que había llegado a ser de 11 goles hasta los seis tantos que reflejaba entonces (24-18) el tanteador.

Respondieron los ademaristas que volvieron a estirar su ventaja hasta la frontera de los diez tantos en los que se iba a mover el partido hasta el final tras una segunda parte sin el brillo de la primera, pero suficiente para cerrar el partido con la victoria que necesitaban los leoneses.

Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.