www.sportleon.com

Fase de ascenso a Liga Femenina

Una imagen que resume la desigualdad del partido. Dos júniors leonesas ante la americana Roundtree. (Reportaje gráfico de César F. Buitrón)
Ampliar
Una imagen que resume la desigualdad del partido. Dos júniors leonesas ante la americana Roundtree. (Reportaje gráfico de César F. Buitrón)

Con las botas puestas

El Aros pelea hasta el final, pero no puede evitar la derrota contra un fuerte Ibaizabal

sábado 25 de abril de 2015, 17:09h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El equipo de Moses, con Lucía Pablos tocada en su gemelo, se estrelló contra la defensa en zona de la escuadra vasca que sumó su primer triunfo, aunque no le valió de nada por la victoria del Leganés ante el Alcobendas. Las leonesas tuvieron su última ocasión de aferrarse al partido en el tercer cuarto, pero las fuerzas ya estaban muy justas

No se puede pedir más a quien lo da todo. El Aros León Cuna del Parlamentarismo entregó hasta la última gota de su sudor y el último aliento para buscar el milagro de estar peleando en la jornada final por el ascenso a Liga Femenina, a la máxima categoría del baloncesto femenino español con la que nadie soñaba cuando empezaba la temporada.

No se puede pedir más a un equipo que llegaba a Lugo sin su jugadora más determinante dentro de la zona, Aulani Sinclair, y que afrontaba el último encuentro con su estrella, Lucía Pablos, con el gemelo pendiendo de un hilo. La base leonesa, la estrella del triunfo contra el Leganés el día anterior, se hizo daño en la última jugada de ese encuentro. El club leonés ocultó la lesión para no dar pistas al enemigo, el Ibaizábal, pero el estado físico de Lucía no era, ni con mucho, el mejor.

No se le puede pedir al Aros, un equipo de niñas, que pelee por la victoria con una escuadra como en la del Ibaizabal, construida para ascender, con jugadoras baqueteadas en mil batallas y un juego interior con Roundtree y Aguirregoikoa, imparable para unas jugadoras leonesas a las que la lluvia les tarda en mojar varios segundos más que a sus rivales.

No se le puede pedir, pero el Aros lo intentó y se lo exigió a sí mismo. Firmó un primer cuarto excepcional en ataque pero en el que ya se veía las dificultades que iba a tener el equipo frente a un Ibaizabal que después de haber estado muerto el día anterior sabía que ganando por nueve o más puntos tenía en su mano la clasificación para la final por el ascenso del domingo. Fuertes dentro de la zona y con un perímetro infalible desde más allá del arco de tres puntos, las vascas iban siempre por delante en el marcador aunque no fue hasta el segundo cuarto cuando consiguieron abrir la brecha. Una técnica a Moses y cuatro malas selecciones en ataque colocaron al Aros León Cuna del Parlamentarismo 10 puntos por debajo y esa es una distancia muy complicada de remontar contra un equipo tan veterano como el de Galdácano.

Empezado ya el tercer cuarto, con el rival 14 puntos arriba ya nadie daba un euro por el Aros en el pabellón lucense, pero de nuevo el espíritu del club leonés salió a relucir. Una defensa zonal muy trabajada permitió al Aros atascar el ataque del Ibaizabal y, aunque en la parcela ofensiva no fuera el mejor día de las de Moses, conseguían reducir su desventaja parea colocarla a un solo punto y volver a soñar con otro milagro.

Con el partido en un pañuelo se llegaba al cuarto final, pero al Ibaizabal le quedaba un as en la manga: una defensa en zona que nubló las ideas del Aros León Cuna del Parlamentarismo y le dejó sin anotar los primeros nueve minutos del cuarto definitivo.

Con el partido ya perdido a dos minutos del final del mismo, el aros empezó a echar mano de la calculadora. Perder por ocho o menos puntos le daba la opción de clasificarse si, como parecía lógico aunque al final no ocurriera, el Alcobendas ganaba después a Leganés. Había que hacer un último esfuerzo y el Aros lo hizo. Rebajó la distancia hasta los nueve puntos a 15 segundos del final. Forzó una falta personal Virginia Martínez, que volvió a ser una de las destacadas del equipo en este encuentro, pero Juana Molina, una de las estrellas del equipo vasco, no fallo desde la línea de tiros libres. Hacía falta un triple para caer por ocho puntos y mantener viva la llama de la clasificación. La primera opción era Lucía Alonso pero la júnior no consiguió encontrar la posición para lanzar que si tuvo Tanya Bröring aunque su lanzamiento acabo estrellándose en el aro y cerrando ahí la historia leonesa de esta fase de ascenso que debe servir para poner las bases de lo que puede hacer este equipo en el futuro, pero siempre con el trabajo de la cantera como principal argumento. Era el punto final a un sueño… pero habrá más.

La ficha del partido

62 Ibaizabal: Ramasco (7), Juana Molina (14), Zabalo (2), Agirregoikoa (8), Roundtree (16) –cinco inicial- Jornet (7), Valiente (5) y Liñeira (3).

51 Aros León Cuna del Parlamentarismo: Lucía Pablos (19), Lucía Alonso, Tanya Bröring (9), María Herrero (5), Mabel García (5) –cinco inicial- Natalia López (8), Ángela Alonso, Valeria Mayo, Silvia Fernández, Virginia Martínez (5) y Alba Peña.

Árbitros: Mendoza Holgado y González Morán. Eliminadas por cinco faltas Valiente por el Ibaizábal; y Natalia López por las leonesas.

Marcador cada cinco minutos: 14-9, 23-18, 29-18, 41-28 (descanso); 44-30, 48-45, 52-45 y 62-51.

Incidencias: Cerca de medio millar de espectadores en el Pazo Universitario de Lugo. Un centenar de seguidores del Ibaizabal y cerca de medio centenar del Aros León Cuna del Parlamentarismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)

+

0 comentarios