www.sportleon.com

Campeonato de España

Toño Barrul, junto a su padre y entrenador sobre el cuadrilátero en el que se proclamó campeón de España.
Ampliar
Toño Barrul, junto a su padre y entrenador sobre el cuadrilátero en el que se proclamó campeón de España.

Del barrio de la Inmaculada al primer puesto del podio

El leonés Toño Barrul gana en Murcia y se convierte en el mejor púgil español júnior

domingo 31 de mayo de 2015, 19:47h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Un triunfo a los puntos en la semifinal y una victoria por KO técnico en la final dieron la victoria a Toño en el Nacional Júnior, un boxeador que apunta muy alto y que desde hace algo más de un año se entrena con su padre en el gimnasio que instalaron en el ala que les cedió el Ayuntamiento de León en el centro cívico del barrio de la Inmaculada

Hace un año subió al podio para colgarse la medalla de bronce. Entonces prometió que iba a entrenarse aún más para estar en la final. Dicho y hecho. Toño Barrul ya puede presumir de ser campeón de España y además a lo grande, ganando por inferioridad a su rival que recibió dos cuentas de protección en el primer asalto llevando al árbitro a detener la pelea y levantar la mano del púgil leonés en el Campeonato de España que se disputaba en Murcia.

El canario Hernández no había podido con el boxeador del club Fuerte y Constante que su padre Vicente Barrul fundó hace poco más de un año cuando el Ayuntamiento de León les cedió un ala del centro cívico del barrio de la Inmaculada. En semifinales ganó a los puntos dominando a su rival en los cuatro asaltos para alcanzar la final del peso gallo, el mismo en el que hace casi una década subió su padre al podio en aficionados. Toño Barrul aún es júnior, pero apunta muy alto.

Toño Barrul lleva el boxeo en la sangre, se mueve como una cola de lagartija por el cuadrilátero y sus puños pesan mucho más de lo habitual en una categoría como la de los 54 kilos. Y bien que lo notó Fernando Benito, su rival en el duelo por el oro. Nada más arrancar el combate lo enganchó el leonés con una buena mano. Cuenta de protección y en cuanto volvieron a estar uno frente al otro, se repitió la misma historia, aunque esta vez el árbitro decidió declarar el triunfo de Toño Barrul.

Su padre lo vio desde la esquina “con nervios porque es inevitable, pero tratando de disimularlos para que él no los perciba, explica Vicente Barrul que ahora le dará unos días de descanso a su hijo para empezar a preparar los compromisos del verano “y seguir entrenando porque el año próximo entra en una nueva categoría, la de ‘boxeador joven’ que es la antesala de aficionados y tiene que seguir mejorando”.

Por ganas no va a quedar. Toño sabe que se le da bien el boxeo y disfruta haciendo su deporte. “Estoy muy contento. No ha sido tan fácil como pueda parecer. El canario en la semifinal fue duro, aunque gané con claridad y en la final lo bogí con tres buenas manos y gané”, explica el nuevo campeón de España que se ve más maduro que cuando logró el bronce hace un año. “Ahora estoy más rápido y tengo más pegada. También me noto más asentado sobre el ring, pero no me puedo dormir. Hay que seguir mirando hacia adelante”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

1 comentarios