www.sportleon.com

Ángel García / ¿Cherokee? No, de La Virgen

A 8.000 km de La Virgen
Ampliar

A 8.000 km de La Virgen

Crecer en un pueblo con militares, picoletos y curas otorga una autoestima que sólo pueden conocer los autóctonos

martes 20 de octubre de 2015, 10:58h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Que me empiecen a leer cuatro gatos –tal vez más- me permitirá maullar tras el Atlántico en mi idioma, y recordaré mis días donde jugábamos al fútbol con aquellas camisetas amura rojas de algodón irrespirable del Montreal contra las blancas de La Ardilla Roja. Vamos, un Real Madrid-Manchester United en toda regla

Cuando mi amigo César me pide algo, no es una petición, es casi una orden. El Buitre tiene esa habilidad que pocos jefes tienen, esa mano izquierda que te hace sentirte importante con muy poco; unas palabras, unas frases marcadas por la posibilidad de no caer nunca en el desarraigo, y, tras quince años fuera de León, son detalles que se agradecen de vez en cuando.

Para uno de La Virgen del Camino que hace patria donde puede –y donde le permiten-, volver a formar parte de algo le hace hallarse en camisas pequeñas, tres tallas menores, henchido en un gozo indescriptible como cuando jugábamos a tirarnos piedras con las niñas en la era donde Aguirre trillaba, al lado del depósito (ahora un parque con anfiteatro donde antes había era y calvas entre la hierba). Por eso, que a uno de ese pueblo le llame Buitrón (ya le he llamado de tres formas diferentes) supone algo más que un compromiso. Y los de La Virgen, pues somos de La Virgen y cumplimos con la palabra. Y es que el hecho de haberse criado en un pueblo con militares, picoletos (mi padre lo fue, por lo que para nada es despectivo el nombre) y curas otorga cierta señales de autoestima que solo conocen los que somos autóctonos, porque no todo el mundo tiene la suerte de haberse criado en un pueblo con mucha más vida más allá de San Froilán (que no cuenten milongas los de Bilbao, que nosotros estábamos tan ocupados que no patentamos los chistes).

A 8.000 kilómetros de allí, en Tulsa (Oklahoma) –casi en el centro de EEUU- suelo por costumbre amanecer en la sobremesa leonesa, esa donde las noticias ya se han dado y se mastican antes del café y puro. Y despierto. Y enchufo el Ipad. Y leo las noticias que se suceden en ese carrusel sentimental en el que se ha convertido León (y La Virgen del Camino) en la distancia. Desde el nivel trivial de alguno del decano –a nivel deportivo-, a los digitales, sosteniéndome unos minutos en este medio donde el Buitre y los suyos intentan sorprender cada día, sin dictar sentencias, a golpe de teclado y calle, gastando suela y perdiendo audición en el móvil, como los históricos en esta época de ruedas de prensa y notas de los gabinetes (¿dónde ha quedado el trabajo periodístico?).

Por eso, que me empiecen a leer cuatro gatos –tal vez más- me permitirá maullar tras el Atlántico en mi idioma, y recordaré mis días donde jugábamos al fútbol con aquellas camisetas amura rojas de algodón irrespirable del Montreal (Rubenito Tabernero las conoce) contra las blancas de La Ardilla Roja. Vamos, un Real Madrid-Manchester United con los mismos tintes épicos como preámbulo a esas finales ante el Fresno del Camino donde ya despuntaba Roberto Carlos, ahora doctor por partida doble llevando las riendas de La Virgen en Tercera (aún sigo esperando esa camiseta verdiblanca del club para hacer proselitismo por estas tierras de tornados y cultura india con cherokees y otras tribus recluidas desde hace dos siglos por aquí).

Así que, aquí nos veremos. Os hablaré de lo que pueda y de lo que me dejen, de la vida más allá de Trobajo o de las bodegas donde legalizamos los botellones (pocos recuerdan las fiestas patronales donde las noches terminaban yendo a por uvas, al viñedo de Aguirre, ¡como no!)… aunque seguir llevando dentro a la Cultural o a la esencia de ese pueblo que sigue siendo muy mío me permitirá opinar buscando este confesionario donde los de antes imaginábamos al Padre Ugidos, o a Juan Antonio, o a aquel del que decían que se bebía hasta los charcos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)

+

1 comentarios