www.sportleon.com

Blog / Maikel Rodríguez

Cuidemos el espectáculo
Ampliar

Cuidemos el espectáculo

La televisión ordena los horarios, pero seamos respetuosos con los protagonistas del show

jueves 22 de octubre de 2015, 12:40h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

No convirtamos al balonmano en el nuevo fútbol. Si lo que se busca son aficionados de televisor, vamos por el buen camino, pero lo que realmente tenemos que conseguir son aficionados de grada
Qué gran noticia ha sido para el balonmano el nuevo acuerdo televisivo que se ha puesto en marcha esta temporada. El potenciar el balonmano con la retransmisión de cuatro partidos es una bendición para este deporte que ha sufrido una extraña convivencia con el medio televisivo en los últimos años, donde era la propia liga la que pagaba para ser televisada en abierto.

El caso es que no es nada nuevo, ya que el balonmano no recibe, como el fútbol, grandes cantidades económicas por sus derechos de emisión. De hecho, como el ejemplo anterior, se ha tenido que pagar para poder salir en televisión. Otro ejemplo es el de la competición europea, donde los equipos de Liga de Campeones tienen que costear la producción televisiva.

Que se lo digan al Ademar, que esa ya la ha vivido también. O al Naturhouse en la actualidad. Por eso, es digno de celebrar que Movistar + haya apostado por el balonmano, en la presente temporada y para futuras campañas, de la manera en que lo ha hecho. Los clubes se benefician con reducciones de gastos y con el altavoz que supone la televisión para sus equipos y sus patrocinadores.

A cualquier pequeña o gran empresa que apoya al Villa de Aranda, al BM Benidorm o al propio Ademar le gusta verse en televisión y eso supone una gran baza para que los clubes puedan encontrar nuevos colaboradores que ayuden a superar esa crisis que debilitó una liga que vio partir a sus jugadores y técnicos más representativos hacia otras ligas.

Pero eso sí, cuidemos del producto. No maltratemos aquello que queremos potenciar y promocionar: los equipos y sus aficiones. No convirtamos al balonmano en el nuevo fútbol, en un deporte explotado en días y horarios que perjudican al espectáculo. Si lo que se busca son aficionados de televisor, vamos por el buen camino, pero lo que realmente tenemos que conseguir son aficionados de grada.

La televisión manda y ordena los horarios, pero seamos respetuosos con los que forman el show. Para todos sería mejor ver grandes partidos con gradas llenas. Y para ello hay que ciudar los horarios. Hablar con los clubes y encontrar las mejores fechas. Es cierto que el deporte en televisión está masificado y que es difícil no coincidir con otros eventos deportivos. El hecho de que la plataforma no tenga los derechos de la máxima competición europea de fútbol han llevado al balonmano a los miércoles en ese horario. Seguro que cuando Movistar + tenga la Liga de
Campeones, el horario cambiará.

Quizás el viernes o la matinal del domingo pueden ser otras opciones que no perjudiquen tanto a los aficionados. Y luego, eso de marear a los equipos con los cambios de calendario. No puede ser que un equipo tenga dos partidos en cuatro días y luego tenga un tramo de diez días sin partido. Que sean errores de funcionamiento en el primer año, pero que sean detalles a cuidar en futuras temporadas. Por el bien de los equipos, por el bien de los aficionados y por el bien del balonmano.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+

1 comentarios