www.sportleon.com

El Blog de Miguel Ángel González

La calidad de Cristóbal ya se deja notar en el equipo de Ferrando.
Ampliar
La calidad de Cristóbal ya se deja notar en el equipo de Ferrando. (Foto: César F. Buitrón)

La Cultu ya da la razón

Desde el principio se veían cosas buenas que ahora ya se traducen en resultados

domingo 01 de noviembre de 2015, 22:07h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El equipo daba mejores sensaciones que resultados y el futuro se antojaba positivo aunque el presente no lo fuese tanto. Ese futuro ya ha llegado y lo que está por llegar pinta aún mejor

Había un pensamiento constante y casi generalizado entre la grada leonesa y los periodistas respecto a la Cultural: se intuye más de lo que muestra. El equipo daba mejores sensaciones que resultados y el futuro se antojaba positivo aunque el presente no lo fuese tanto. Quizá esas sensaciones se fundamentaban en el discurso elaborado y las lecciones tácticas que imparte Juan Ferrando en cada rueda de prensa. Quizá en la confianza de que Aketxe tarde o temprano acertaría con la red. Quizá en los detalles de calidad de Cristóbal más allá de que no pudiese ser decisivo durante más de media hora. Quizá un poco de todo.

Se veían cosas muy buenas desde el inicio en una Cultural que no era capaz de traducirlo en resultados. Las primeras etapas el equipo se mantenía en zona de nadie gracias al engranaje defensivo y a un Leandro al que esta Segunda B se le queda pequeña jornada tras jornada. Tranquilizaba ver la manera en que Cristóbal luchaba para no ser sólo un mediapunta con calidad. El malagueño borda con hilos de oro cada ofensiva de los de Ferrando pero además muestra una implicación y trabajo defensivo sorprendente. En torno a él y a un delantero que, pese a perder su instinto goleador nunca dejó de pelear, se ha forjado un bloque sólido. Dos centrales con alguna laguna pero bien compenetrados, laterales cumplidores capaces de llegar con peligro al ataque, un mediocentro que funciona a pesar de las rotaciones y dos bandas con la suficiente valentía para hacer valer su calidad.

Y Ferrando. Juan Ferrando tal vez sea el mayor culpable de todo. Gusta ese perfil de técnico moderno, preparado, estudioso pero a la vez capaz de elaborar un discurso que llegue a futbolistas y grada por igual. Fue capaz de superar los nervios iniciales de una afición con poca paciencia y, desgraciadamente, mucho golpe en la memoria. Capaz de mantener su idea y sus principios futbolísticos. Porque la Cultural debe ganar y agradar, enganchar a la afición por su juego y por los resultados.

Contra el Racing la satisfacción fue triple. En primer lugar, ganar a un rival directo, con nombre y con pedigrí. Segundo por una media hora inicial donde Aketxe y Cristóbal llevaron a sus compañeros a firmar los mejores momentos del equipo en muchos meses. Y tercero, pero no menos importante, porque cuando el Racing atacó con todo los locales supieron defender, frenar y trabajar desde el orden para que Leandro quedase a cero. Todo suma, todo tiene el mismo valor.

La dinámica no puede ser más positiva. Es una oportunidad de oro esta temporada. Por un lado, profesionales con la suficiente capacitación están sentando las bases de un club moderno. Por otro lado se ha formado un buen bloque con un mejor timonel. Y por último porque este Grupo I de Segunda B parece más asequible que otros años. Exceptuando un Racing de Ferrol que lleva escrito en la frente la palabra ‘favorito’, el resto son equipos similares, conjuntos aseados pero sin alardes. Un grupo de escuadras con aspiraciones a los que la Cultural de seguir en esta línea puede adelantar por derecha e izquierda.

Ahora queda tal vez lo más difícil. Pasamos de las dudas a las realidades. De los murmullos a la euforia. En León somos así. Queda gestionar el éxito, aunque sea momentáneo. Ferrando ya lo empezó a hacer el sábado. “No podemos creernos los mejores, esto sólo reafirma nuestra idea” repite como un mantra para convencer a los de dentro y a los de fuera. Él sabe donde puede llegar esta Cultural, pero sobre todo sabe que para llegar deben jugar cada partido al 100%. Seguro que también sabe que de cara al futuro hay partidos marcados en rojo que es mejor jugarlos con once futbolistas de inicio que con diez. Aunque los compromisos sean los compromisos. Pero ese es otro tema y conviene no confundir el culo con las témporas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)

+

0 comentarios