www.sportleon.com

ENTRVISTA EN LA COPLA

Roberto Aláiz con uno de los propietarios de La Copla, Jonás Díaz. Sport León
Roberto Aláiz con uno de los propietarios de La Copla, Jonás Díaz. Sport León

Aláiz: "Hoy día no me considero élite"

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:55h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Sport León compartió mesa y mantel en La Copla con la gran promesa del atletismo leonés. Roberto Aláiz no se obsesiona con su trayectoria deportiva y asegura que se lo tomará realmente en serio para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro

Roberto Aláiz no pierde la perspectiva con sus últimos logros y no tiene prisa por centrar su vida en el atletismo. Con 22 años las puertas de la élite se abren para él, pero tiene claro que en la vida hay otras cosas y prefiere disfrutar viajando y pasando tiempo con su gente. No dudó en aceptar encantado la invitación de Sport León para charlar en el restaurante La Copla, no obstante, tiene muy claro que su relación con los medios de comunicación es importante para su futuro, incluso asegura que le gusta, “lo llevo muy bien, es un placer, además, me tratáis muy bien”.

El leonés es un apasionado de los deportes, desde pequeño practicó todos los que pudo, aunque reconoce que los que más le gustaron desde el principio fueron “el fútbol-sala y el esquí, aunque desde hace tres años no puedo practicarlo por las becas, al igual que montar en moto”. El deporte del balompié, como a cualquier niño, siempre le atrajo y llegó a probar el fútbol 7. Todo ello hasta los 14-15 años, cuando comenzó a decantarse por el atletismo.

Roberto Aláiz no tiene dudas de que las Escuelas Deportivas Municipales fueron un gran impulso para los leoneses de su generación, “en las pruebas éramos muchísimos y había muchos monitores en diferentes colegios. Se creó un gran nivel que me vino muy bien, ahora tenemos un grupo de entrenamiento que me permite progresar y evolucionar”. Sin embargo, cree que se está descuidando mucho la formación, “con los recortes el número de monitores ha descendido mucho y se destina el dinero a pruebas populares, como la Media Maratón o los 10 kilómetros. Son pruebas que están muy bien, pero lo de la Copa Diputación es excesivo”. Sobre la competición que organiza la Diputación de León, el atleta es partidario de restringirla mucho más, “el gran número de pruebas está haciendo que se solapen entre ellas, si no tienen cuidado se lo pueden cargar porque empieza a estar sobreexplotado”.

Futuro prometedor... pero sin agobios

Con la llegada del primer plato, arroz meloso de rape y calamares, la conversación vuelve a sus orígenes y sus primeros años compitiendo. Roberto Aláiz tiene muy claro que su explosión fue tardía, “mi salto fue en juvenil. En un Campeonato de España pase del puesto 60, el año anterior, al octavo. Desde entonces me lo he tomado más en serio y estoy entrando poco a poco en el mundo de la élite, no solo en las competiciones, si no en la preparación”. El leonés se toma con calma su inclusión en el deporte de élite, asegura que es joven y tiene tiempo de administrar su progresión para no saturarse. “Todavía no me considero élite, porque me guardo mi tiempo para estar con mis amigos y viajar. Controlo un poco la alimentación, pero sin comerme la cabeza. No quiere cansarme demasiado pronto, prefiero entrar poco a poco”.

El leonés calcula que para los 26-27 años será el momento idóneo de recortar todo lo que sea externo al atletismo, “es el momento oportuno, no solo por edad, serán los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y ya habré acabado mis estudios de INEF. Entonces será el momento de intentar llegar a mi mejor nivel”. Después de arañar la mínima para Londres 2012, Aláiz tiene como objetivo principal la prueba brasileña, aunque reconoce que le motiva especialmente la edición posterior, que podría ser Madrid 2020, una necesidad imperiosa para el atletismo español. “Las cosas están muy mal, la beca que recibo de nivel internacional es de la misma cuantía que la que recibía cuando era nacional. Hay especialidades que lo están pasando realmente mal, como el piragüismo o la natación. Barcelona 92 fue hace 20 años y el mundo del atletismo necesita una nueva edición para que vuelva a llegar dinero y se relance”.

Dos han sido las figuras que han cambiado su carrera deportiva, y Aláiz no tiene ningún pudor en reconocerlo. Quizás la más importante sea la de su compañero de entrenamientos y rival en las carreras, Sebas Martos. El leonés comprobó con su llegada “lo que era entrenarse de verdad” y asegura que es un gran apoyo en el día a día, “es con el que más tiempo paso, suelo viajar con él y en los entrenos nos apoyamos el uno en el otro. Si uno está bajo es el otro el que tira y nos vamos proponiendo pequeños retos”. La otra figura es la de su entrenador, José Enrique Villacorta, y por extensión la de su grupo de trabajo. “Somos un 8 o 12, dependiendo de los descansos y las competiciones. El ambiente es estupendo y siempre tiramos los unos de los otros, entrenar uno solo sería muy duro, pero así es más ameno”.

El Presente, con los mayores

Con el segundo plato, tosta de escalibrada y pata de mulo, llega el momento de abordar el exitoso presente por el que pasa Roberto Aláiz. El leonés no duda en reconocer que las espinas del año pasado han merecido la pena gracias al prometedor inicio de temporada, “2012 fue muy positivo, pero sufrí varios golpes”. Para el atleta el primero fue quedarse sin Iberoamericanos.

“En mi planificación de la temporada era mi principal objetivo, pero aunque era el que mejor tiempo tenía de los que podían ir, la Federación no quiso incluirme. Tenía esperanzas en conseguir medalla, pues a nivel de patrocinadores, becas y prensa, hubiera sido un plus una medalla en los Iberoamericanos, que cuando lo dices parece que es mucho más, aunque sea una carrera de segunda categoría”.  La decisión le dolió especialmente, pero es optimista de cara al futuro, “por suerte la dirección de la Federación ha cambiado y parece que todo va a ser distinto”. El otro gran golpe para el leonés fue “quedarme a un segundo de la mínima para Londres 2012. Si la hubiera conseguido hubiera ido seguro y cuando vi el tiempo final en Mataró, no me lo podía creer. A principio de temporada era un objetivo inalcanzable, pero antes de la prueba sentía que lo podía conseguir”.

Roberto Aláiz con uno de los propietarios de La Copla, Jonás Díaz. Sport León

Sin embargo, los éxitos han llegado a principios de 2013. Roberto Aláiz consiguió finalizar cuarto en el Campeonato de España de pista cubierta, mala carrera pero buen resultado, “no supe leerla, me quedé muy atrás y cuando quise reaccionar ya estaba lejos”. Pero el mayor logro hasta la fecha ha sido el séptimo puesto en el Campeonato de Europa de Goteborg. Aláiz consiguió plantarse en la final en su primera participación en la prueba. Para él fue “increíble, una pasada. No tiene nada que ver con las que se organizan en España. Solo el complejo es espectacular, el hotel está pegado a las pistas, se tarda tres minutos desde la habitación. Además, había mucha gente en las gradas, algo impensable aquí”.

Cosas por mejorar

A pesar de los buenos resultados el leonés tiene muy claro que necesita mejorar, sobre todo “en el paso por valla, pierdo mucho tiempo y energía en relación a mis rivales, aunque tengo un nivel aceptable. Salto demasiado hacia arriba, mientras que los demás pasan rozando el obstáculo”. Tras el Campeonato de España es consciente de que debe mejorar también en la lectura de las carreras, pero no le preocupa en exceso y asegura que eso lo cogerá “con el paso de las carreras, no se puede entrenar”. Muchos han definido a Roberto Aláiz como calculador o frío en las carreras, pero el leonés no está de acuerdo con ellos, “yo no diría eso, cuando comienza la prueba solo corro, es algo instintivo. Empiezo y hasta que llego a meta, no pienso durante la carrera”.

El Brownie de chocolate llega a la mesa y es momento de mirar al futuro. El atleta leonés asegura que intentará compaginar el cross y la pista en los próximos años, “el cross me gusta mucho y espero poder correr varias pruebas al año, porque la temporada es corta, y después pasarme a la pista, pero es algo que tendré que hablar con Villacorta”. Para esta temporada, Roberto Aláiz tiene entre ceja y ceja el Mundial de Moscú, “tengo muchas ganas, porque por tiempo y rivales va a ser como unos Juegos Olímpicos”. La otra prueba en la que tiene puestas muchas esperanzas es en los Juegos Mediterráneos, “creo que puedo hacer un muy buen papel, y son parecidos a los Iberoamericanos, de los que me privaron el año pasado”.

"Sergio Sánchez a veces habla sin pensar"

A punto de llegar al café y pasar a la batería de preguntas cortas, me es imposible no hacer referencia a las declaraciones que Sergio Sánchez hizo en Castilla y León Radio el pasado 11 de marzo. El atleta de Ciñera aseguró que “todos los atletas de gran nivel nos hemos tirado al cross este año. Ahí está la nómina del Campeonato de España, donde veíamos a Lamdassem, Bezabeh, Castillejo... Y luego el Campeonato de España de pista cubierta, donde en el 3.000 sólo estaba Higuero y el resto no eran atletas con pedigrí". Roberto Aláiz quitó hierro a las palabras de su compañero, “a veces habla sin pensar, y lo que dice hoy dentro de dos días piensa otra cosa”. El pupilo de Enrique Villacorta no comparte las palabras de Sergio Sánchez, e incluso asegura que “seguro que él tampoco. Es tirar piedras contra su propio tejado, porque son datos, cuando él fue campeón de España se hizo peor tiempo que en esta prueba, y la pista es la que a él le dio el reconocimiento”.

La manzanilla de Roberto Aláiz y mi café con leche marcan el paso al lado más personal del leonés.

¿Un lugar para perderse? Me gusta mucho viajar, cualquier sitio en donde tenga buena compañía. Quizás para el invierno prefiero la montaña, por los paisajes nevados; mientras que en verano la playa, pero lo importante es la compañía.

¿Una afición fuera del atletismo? Divertirme con mi gente.

Un deporte para practicar… ¿el tuyo? Por supuesto.

Un deporte para disfrutar desde la barrera… ¿el tuyo? El balonmano me encanta y siempre que hay alguna carrera cerca de León intento verla, sobre todo las de montaña.

¿El mayor éxito deportivo? La San Silvestre vallecana y el séptimo puesto en el Europeo de pista cubierta de Goteborg.

¿El peor recuerdo deportivo? Mataró, cuando me quedé a un segundo de conseguir la mínima para Londres 2012. Sentí mucha rabia, porque miré el crono y supe que me había quedado sin ir.

Una de las virtudes de Roberto Aláiz es… Soy muy positivo.

Y un defecto… A veces pasó un poco de todo. Cosas que para otras personas son importantes, para mí, no.

¿Un sueño por cumplir? Ser olímpico y viajar mucho, me gustaría conocer Argentina y Estados Unidos, sobre todo, pero Asia también.


Comida en La Copla con Roberto Aláiz

- Primer plato: Arroz meloso de rape y calamares
- Segundo Plato: Tosta de escalibrada y pata de mulo
- Postre: Brownie de chocolate
- Pan y agua
- Manzanilla

Precio: 12,50 euros


Síguenos en Twitter: @Sport_Leon / @David_Gorgojo


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.