www.sportleon.com

Blog / Adrián del Campo

Álvaro García Moreno.
Ampliar
Álvaro García Moreno. (Foto: Maikel Rodríguez)

Nunca es buen momento para un despido

El cese de Álvaro García Moreno como entrenador del Atlético Astorga se confirmó con el derbi provincial muy cerca y quizá ese fue el hecho determinante

viernes 06 de noviembre de 2015, 12:22h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Nadie desea despedir a una persona al igual que ningún empleado quiere ser despedido, salvo raras excepciones, pero el mundo profesional es así, las malas noticias se confirman y más en el fútbol, más en los banquillos, donde Álvaro García Moreno ha dejado su asiento para que lo ocupe Paulino, esperando que con él, la plantilla maragata recupere su autoestima
Tengo que empezar dejando claro que cualquier despido, en cualquier trabajo, me parece una mala noticia, incluso triste, porque refleja un fracaso de todas las partes implicadas, el contratante y el contratado principalmente, pero hay que recordar una cosa: son negocios, como dirían en Mad Men, y bien saben sus protagonistas y la mayoría de adultos que el mundo profesional es duro, los ceses se aceptan, al igual que los ascensos, no es nada personal, que sonaría en El Padrino. Esto también sucede en el fútbol, sobre todo en el fútbol, donde el puesto de entrenador es lo más volátil, en este y en cualquier deporte.

El último protagonista de esta siempre indeseada realidad ha sido Álvaro García Moreno. La decisión no era fácil, despedir a alguien nunca suele serlo, igual que elegir a quién vas a contratar cuando dispones de unos recursos tan limitados como el Atlético Astorga, pero la Comisión Gestora del club maragato al final tomó una determinación y confirmó la noticia más esperada, que no deseada, en el deporte provincial.

Todo apuntaba a que Álvaro García tenía las semanas contadas, pues era muy difícil dar la vuelta a una dinámica de malos resultados sobre la cual se complica cimentar cualquier proyecto, sobre todo cuando la plantilla parecía haber perdido la confianza, un golpe en contra, normalmente un gol, desmoronaba lo trabajado durante la semana. Y no porque el técnico madrileño no lo haya intentado, llegó con su idea de fútbol, buscando sobre todo una gran solidez defensiva, con el paso de las semanas fue adaptándose a sus jugadores, mejores atacantes que defensores, algo siempre loable ya que no todos los entrenadores son capaces de rectificar su plan inicial.

Pero esto llevo a una indefinición en el juego que pesó a todos en La Eragudina y que acabó por mermar la moral del más optimista. Pocos que quisieran de verdad llevarse la porra del derbi apostarían a un resultado que no fuera la victoria de la Cultural en la capital maragata. Y quizá esto fue un hecho determinante, presentarse ante el partido más ilusionante de la temporada sin apenas opciones, por lo menos a priori, es deprimente para cualquier aficionado o directivo.

Así las cosas, la Comisión Gestora encabezada por Sagrario González tomó una decisión que solo el tiempo dirá si es acertada o no, pero el momento parece el indicado (hubiera sido mejor el lunes que el miércoles, lo reconozco), o eso entiendo yo, estando a cinco puntos de la salvación y con un derbi tan cercano todavía hay margen para lograr la salvación, quizá tras la visita de la Cultural ya hubiera sido demasiado tarde, porque una distancia de ocho puntos pesaría enormemente. Otro detalle que hay que valorar en el Astorga es que el día de la destitución sorprendió a todos los periodistas por igual, al que lleva más de 20 años en el cargo y al becario, una igualdad que se aprecia desde la base de la profesión.

Dejando cosas de plumillas al margen, con la llegada de Paulino, que por su experiencia no impresiona pero que habrá que darle tiempo para que demuestre si su nivel es de Segunda B, ahora las porras no parecen tan claras, un cambio de técnico siempre es un impulso de moral y eso se refleja en las apuestas, muchos ya se atreverán a pujar por el empate o la victoria local con esperanzas de ganarse unos euros o por lo menos unas cañas, eso sí, con su correspondiente tapa que para eso estamos en León.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios