www.sportleon.com

Aventura

Basurco junto a quienes le acompañaron en la salida de su primera aventura.
Ampliar
Basurco junto a quienes le acompañaron en la salida de su primera aventura.

20 años de la primera 'Basurkada'

En 1995 el deportista berciano se atrevió a correr 24 horas seguidas en un día inolvidable

viernes 04 de diciembre de 2015, 02:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El 3 de diciembre de 1995 Miguel Martínez Basurco recorrió 205 km en 24 horas. Fue el primero de los retos sobrehumanos con los que se ha atrevido. Desde entonces ha corrido más de 100.000 km y ha organizado un centenar largo de carreras

Veinte años no es nada. Eso es lo que dice el tango. Pero 20 años es mucho. Una parte importante de una vida. 20 años se cumplieron el 3 de diciembre de la primera ‘basurkada’. La primera de muchas de un deportista que puede presumir de haber defendido la camiseta de la selección española de 100 kilómetros, pero que tiene ya reservado un lugar en la historia del deporte berciano y leonés. Aquel día, Miguel Martínez Basurco, no ganó ningún Mundial, ni festejó un ascenso, pero inauguró un estilo de vida, una manera de entender el deporte con la responsabilidad que deberían tener todos los que son capaces de llegar al corazón de la gente de la calle, pero que muy pocos son capaces de encauzar como lo hace Basurko

20 años en los que ha corrido más de 100.000 km tirando por lo bajo. Probablemente más. Quizás el equivalente a dar tres veces la vuelta al mundo. Y todo empezó el 2 de diciembre de 1995 a mediodía. Aquel día, a las 12 en punto, a Miguel Martínez Basurco, entonces un veinteañero que ni siquiera sabía que era un pionero de las largas distancias, se le ocurrió intentar batir el récord de España de 24 horas. Corriendo desde el mediodía del 2 al del 3 de diciembre.

La misma persona que le patrocinaba desde los Supermercados Cenco le había dicho que por qué no corría un día entero sin parar en el centro de Ponferrada. Acababa de proclamarse campeón de España de 100 km y para alguien que a menudo iba corriendo desde su casa de Villafranca al supermercado ponferradino en el que trabajaba y volvía de la misma manera, lo que viene siendo algo más de un maratón diario, el reto no parecía imposible.

Una hipoglucemia le dejó sin récord

Para batir el récord de España tenía que superar los 230 km. No lo logró, pero eso fue lo que menos le importó. Aquellos días fríos de diciembre, en el circuito habilitado en el Polígono de las Huertas de Ponferrada, Basurco se hartó de dar vueltas y empezó a escribir su particular historia de superación e ideas originales, encarnando el deporte más romántico. Aquella carrera se convirtió en una reivindicación por los centros universitarios para la comarca berciana. Como todas sus 'basurkadas' lo hizo sin pedir nada a cambio. De corazón.

Hasta pasada la medianoche el récord nacional estaba a su alcance. Después, una hipoglucemia le frenó. El doctor Laredo, había sido médico del Zor y del BH que dirigía Javier Mínguez con Álvaro Pino como estrella, le pidió varias decenas de veces que se retirara. Aunque sabía que el récord era ya imposible quería llegar lo más lejos posible. Así que comió pasta, unos frutos secos, azúcar a cucharadas y una vez que las pupilas regresaron a sus ojos, siguió adelante con su reto. Lo hizo por aquellas decenas de atletas que le acompañaron en las primeras vueltas y que habían prometido regresar para completar con él también la última vuelta; y lo hizo por los centenares de personas que le alentaban al borde del circuito; y por los patrocinadores que había encontrado para la ocasión; y por él mismo, que nunca se ha rendido.

Por todos ellos siguió corriendo y el esfuerzo mereció la pena cuando varios centenares de personas le abrazaban tras recorrer 205,5 km al completar las 24 horas corriendo en un circuito al que había dado 193 vueltas sin que ni el mismo Miguel Martínez Basurco imaginara que acababa de inaugurar un estilo de vida, una manera única de entender el deporte popular y de reivindicar una comarca que tiene en él uno de los embajadores más entusiastas.

Un estilo de vida diferente

Después llegaron carreras ‘tradicionales’, iniciativas para concienciar a sus vecinos de la importancia de evitar desastres medioambientales en El Bierzo, ha organizado más de un centenar de carreras que son alabadas por todos los que participan en ellas, ha estado siempre dispuesto para cada una de las iniciativas solidarias para las que le han reclamado, pero sobre todo ha sido capaz de dar siempre todo sin pedir nada a cambio.

Dos décadas desde aquella primera ‘Basurkada’, desde aquel día en el que venció al primero de esos retos que parecen imposibles y que asustan sólo con contarlos. Dos décadas en las que ha corrido sin parar de Villafranca a Santiago de Compostela; ha aprendido a nadar para hacer un ‘ironman’ y como le parecía poco se atrevió con el ‘ultraman’ que vienen siendo 8 km nadando, 360 km en bicicleta y 85 km corriendo, pero todo seguido; ha cruzado todos los pantanos de la provincia de León; o se ha atrevido con retos tan grandes como el Desafío de Rande por citar sólo alguna de sus célebres aventuras.

Nadando, en bicicleta o corriendo sobre el asfalto, pero inventado ‘basurkadas’ de ésas que anidan en su cabeza y que cuenta con mirada pícara de niño travieso. La misma que tenía aquel día de 1995 que en eso sí que parece que 20 años no son nada. Dos décadas… y parece que fue ayer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.