www.sportleon.com

El entrenador

La afición culturalista pudo disfrutar de un partido casi perfecto.
Ampliar
La afición culturalista pudo disfrutar de un partido casi perfecto. (Foto: RC Irene)

Rubén de la Barrera: "Estoy muy feliz por el rendimiento de esta gente"

"Es un gran resultado, pero quedan 95 minutos y el Barcelona B tiene calidad para ponernos en aprietos"

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Feliz por el resultado, pero precavido porque queda la vuelta frente a un equipo con calidad y pegada. Así se mostraba el entrenador de la Cultural al terminar un partido jugado en el Ministadi que estará para siempre en los libos de la historia de la Cultural

La imagen de Rubén de la Barrera tras el partido era el de un hombre feliz que trataba de dejar traslucir la mínima parte de esa felicidad para tratar de que la euforia se desate antes de tiempo. Sabía que la primera mitad del trabajo estaba hecha, pero que quedaba otra mitad por hacer y que no hay que festejar nada antes de tiempo.

“Hemos sabido afrontar el partido contra un gran rival y hemos tenido la suerte en el primer gol, pero todo lo que habíamos preparado ha salido. Estoy feliz por el rendimiento de esta gente, pero quedan 95 minutos en León y el Barcelona B tiene calidad para ponernos en aprietos. Ahora vamos a disfrutar unas horas y a empezar a preparar ya el partido del domingo porque estamos a 95 minutos de la gloria”, sentenciaba el entrenador coruñés de la Cultural que festejaba que todo lo que habían preparado saliera a pedir de boca. “Yo me imaginaba un partido competido, pero hemos tenido una gran eficacia y hemos defendido bien y eso nos ha permitido crecer y estar a 95 minutos del ascenso y espero que cada día de esta semana se palpe esa importancia del partido, pero sin ir más allá de lo que pase después de ese partido”.

De la Barrera tenía claro que el 0-2 había llegado por méritos propios y no por errores ajenos. “Aquí nadie nos ha regalado nada. Ni al Barça B ni a nosotros nada para ser primeros y aquí hemos tenido que superar a un gran equipo. Por eso creo que hay que seguir centrados porque nos quedan 95 minutos por delante y no van a ser sencillos”.

No fue el partido perfecto, pero se acercó bastante y de las palabras del entrenador culturalista se desprende esa satisfacción. “Queríamos hacerle más daño al rival con nuestra circulación de balón, pero hemos sabido frenar a sus mejores jugadores. Hoy sabíamos que tocaría sufrir y aguantar sin balón y, probablemente, en León pase lo mismo, pero los jugadores y la ciudad llevan semanas enchufados y ahora hay que hacer el último esfuerzo para cerrar una temporada de ensueño”, remata el técnico gallego.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios