www.sportleon.com

LX Gran Premio Ciudad de La Bañeza

Imagen de una salida de las primeras ediciones de la carrera bañezana.
Imagen de una salida de las primeras ediciones de la carrera bañezana.

Sesenta años de una carrera única

La Bañeza vuelve a convertirse en la pista de motos más cercana del mundo en el 65º aniversario del Motoclub Bañezano

viernes 09 de agosto de 2019, 00:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Las calles de La Bañeza acogen este domingo 11 de agosto la 60ª edición de una cita que mantiene el sabor de los años heroicos en los que venían estrellas como el añorado Ángel Nieto o Benjamín Grau, que será el homenajeado este año en una carrera única que se conoce en todo el mundo como el Tourist Trophy español

La historia del motociclismo en España estaría un poco huérfano sin la carrera de La Bañeza. La cita leonesa es parte importante de la historia viva de este deporte en España. Desde que en 1955 se disputó la primera carrera por las calles bañezana hasta la actualidad ha llovido mucho. Han sido sesenta años de clamar en el desierto por un circuito permanencia que nunca llegará, pero que no ha impedido que La Bañeza siga convirtiéndose cada año en un circuito que le convierte en centro de atracción del mundo, con una carrera única que este fin de semana del 10 y 11 de agosto se celebrará por 60ª en un año que servirá para festejar el 65º aniversario del Motoclub Bañezano. Tan auténtica como la primera. Única en España. Una referecnia en el mundo.

Cincuenta y nueve ediciones se han disputado hasta ahora y pese a que el paso de los años ha ido relegando a las fcarreras urbanas, la de La Bañeza ha sabido sobrevivir con un éxito creciente. Las instituciones no siempre han respondido. Más bien se podría decir que casi nunca lo han hecho para que el circuito permanente fuera una realidad y ahora, con los años de bonanza económica ya en el recuerdo, el sueño parece sólo eso: un sueño inalcanzable.

Da igual que miles de aficionados se den cita cada año. Que los mejores pilotos del mundo hayan hecho sus pinitos en este recorrido. Que todos se deshicieran en elogios durante años del Motoclub Bañezano no sirvio para nada, ni siquiera para que el motoclub presidido por José Luis Falagán fuera apartado de la organización a la que por suerte regresaron después. El circuito no llegó ni tiene pinta de que vaya a llegar nunca, pero la ilusión no decrece. La carrera de agosto es una cita clásica que trae a La Bañeza aficionados de medio mundo ansiosos por disfrutar de una carrera única que se conoce en el todo el mundo como el Tourist Trophy español.

Nada que ver con aquellas primeras carreras de 1955 ó 1957 que abrieron la lista de grandes premios bañezanos, pero el sabor es el mismo que en aquellos primeros años en los que presidía el Motoclub Luis Baraja y empezó a cimentarse una carrera que a finales de los años 70 y comienzos de los 80 cobró la importancia que tiene ahora al ser puntuable para el Nacional de Velocidad.

El sueño del circuito permanente

Después llegaron los circuitos permanentes. Nadie lo merecía más que La Bañeza, pero como decía el título de aquella canción de Berlín Interior de los años 80, 'Esto es León', y La Bañeza se quedó sin circuito mientras se construían los de Jerez, Montmeló, Calafat, Albacete... El Nacional sólo se corría en circuitos permanentes y la mayoría de las carreras urbanas fueron desapareciendo.

La Bañeza resistió y sólo un año dejó de realizarse. Fue un año que el ayuntamiento no tenía dinero para asfaltar el circuito y por seguridad el Motoclub prefirió no hacer la carrera. Hubo cortes de la Nacional VI, se quemaron los programas de fiestas en la Plaza Mayor y la cosa no fue a más porque Falagán salió a apagar el fuego asegurando que al año siguiente volverían las carreras. Desde entonces no hizo más que crecer. Cada año miles de aficionados que se suman a los del año anterior. 59 ediciones después de aquella primera vez, el mismo ambiente. El mismo sueño en vano: un circuito permanente.

Más de 50.000 personas en las aceras

Las cifras son lo de menos. Más de 50.000 personas según unas informaciones. 60.000 según los organizadores. Da igual cuñantos sean. Aunque fueran la mitad serían una cifra sobresaliente para una ciudad con los habitantes de La Bañeza. La realidad es que los aficionados abarrotan el circuito. Tres o cuatro filas de espectadores en cada metro del circuito. Enjambres de personas en los puntos más vistosos del recorrido. Los hoteles de La Bañeza están llenos hace tiempo. La acampada que cada año se permite en el entorno del Polideportivo evita los problemas para alojarse porque no hay plazas hoteleras libres entre León y Benavente y nadie quiere perderse una carrera diferente.

Junto a la de la Isla de Man, la más famosa del mundo entre las carreras urbanas, la de La Bañeza es una carrera que llega a todo el mundo. Son casi 60 ediciones haciendo vibrar a quienes acuden y siempre que tiene ocasión, Ángel Nieto corroboraba siempre que le preguntaban por La Bañeza las virtudes de un trazado en el que él también se baqueteó cuando daba sus primeros acelerones sin imaginarse que él iba a ser el gran protagonista de esta edición de 2017 cuando recibió un emotivo homenaje con sus hijos como testigos. Esta vez el homenajeado será Benjamín Grau, otro de los históricos de los tiempos heroicos del motociclismo español, de aquellos años en los qiue nació el Gran Premio de La Bañeza.

Horarios

Sábado 10 de agosto

15:30 a 17:30 Entrenamientos libres
17:45 a 20:05 Entrenamientos cronometrados

Domino 20 de agosto

11:40 Clasicas 2T (10 vueltas)
12:20 Clásicas 4T (10 vueltas)
13:00 Clásicas Superseries (10 vueltas)
13:40 Manga exhibición (10 vueltas)
14:20 GP 125 cc / Moto 3 (15 vueltas)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.