www.sportleon.com

Estadística

La estadística indica que la Cultural tendrá que mejorar en la segunda vuelta los números de la primera para seguir en Segunda División.
Ampliar
La estadística indica que la Cultural tendrá que mejorar en la segunda vuelta los números de la primera para seguir en Segunda División. (Foto: Cultural)

La estadística, los 50 puntos y la permanencia

En la última década en cinco campañas no fueron necesarios 50 puntos para mantenerse y en una de ellas no fueron suficientes

Por César F. Buitrón
lunes 08 de enero de 2018, 19:34h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

En las diez últimas campañas abundan más las 'resurrecciones' de equipos que no habían llegado a 20 puntos en la primera mitad de la Liga y se fueron a 34 o 35 en la segunda vuelta, que hundimientos spectaculares de equipos de la zona alta

25 puntos era la cifra mágica que tenía como objetivo Rubén de la Barrera como objetivo para la primera vuelta liguera. Los leoneses se quedaron a sólo dos de esa ‘media permanencia’ que siempre estiman los entrenadores al hablar de los 50 puntos que suelen garantizar la permanencia.

Echando la vista atrás a la última década de Segunda División las matemáticas dicen que los 50 puntos no siempre son esa cifra mágica. De hecho, en esa última década en la mitad de las temporadas no fueron necesarios los 50 puntos y en una, la 2009-2010 los que sumaron 50 puntos se fueron a Segunda División B. Ésa fue la temporada más ‘cara’ para asegurarse la permanencia y la más ‘barata’ la 2014-2015 en la que 45 puntos bastaron para seguir en Segunda. Lo que queda claro con la estadística en la mano es que la Cultural necesitará hacer una segunda vuelta mejor que la primera si quiere seguir en Segunda División porque sólo una vez fueron suficientes menos 46 puntos.

Lo que queda claro con ese análisis de las clasificaciones de las diez últimas temporadas al final de la primera vuelta y tras el cierre de la competición es que las cosas son mucho más complejas que multiplicar por dos los puntos de la primera vuelta. De hecho, si se dan como buenos esos 50 puntos sin más condicionantes, los tres últimos clasificados de esta campaña, Lorca, Sevilla Atlético y Córdoba, podrían ir preparando el equipo de la próxima Liga en Segunda División B porque para alcanzar los 50 puntos necesitarían hacer una segunda vuelta en números de ascenso y sumar una puntuación en lo que resta de Liga como la que el Lugo o el Granada han conseguido en esta primera vuelta.

Por suerte para ellos, ejemplos de resurrecciones milagrosas hay muchas y en casi todas las temporadas. Tanto que sólo en la temporada 2009-2010, la que exigió 51 puntos para salvarse, los cuatro últimos al final de la primera vuelta fueron, también, los cuatro que descendieron. En las demás siempre hubo desvanecimientos inexplicables y mejorías asombrosas tras el mercado de invierno. Sin ir más lejos, la pasada campaña en la que el Almería y el Nastic estaban moribundos en el ecuador de la competición y se salvaron firmando 30 y 34 puntos en la segunda vuelta.

Esos 34 puntos del Nastic no son la mejor segunda vuelta de la última década de un equipo que llegaba en puestos de descenso a la 21ª jornada. Ese honor es para la Llagostera, que en la campaña 2014-2015 hizo 35 puntos en la segunda mitad de la Liga pasando de esos puestos de descenso a rozar la fase de ascenso. Algo que casi logra también un año antes el Alcorcón que de estar muerto en la 21ª jornada pasó a quedarse a dos puntos de la pelea por el ascenso con sus 34 puntos en la segunda vuelta.

De las diez últimas campañas, la más loca fue la 2011-2012 y podría asemejarse un poco a esta en cuanto a que había tres equipos que parecían desahuciados, Villarreal B, Huesca y Girona, pero con 33, 32 y 32 puntos, respectivamente, los tres lograron la permanencia.

El Albacete, uno de los equipos inmersos este año en la lucha por la permanencia tiene otros dos récords en esto de morir o resucitar a parir del mes de enero… y uno de cada signo. Suya es una de las peores segundas vueltas de la historia de Segunda División con sólo nueve puntos en esas 21 jornadas finales de la campaña 2009-2010 que, evidentemente, le condenaron al descenso, pero en otras dos campañas sumó 32 y 33 puntos para lograr el milagro.

El triste récord de segunda vuelta de ensueño que no sirvió para nada lo ostenta el Racing de Ferrol cuando sumó 33 puntos en la segunda vuelta, pero acabó descendiendo porque partía con apenas la mitad -17 puntos- en la primera mitad de la Liga, lo que explica lo complicado que tendrán las cosas los tres últimos clasificados para seguir otro año en Segunda.

Lo que deja también claro el análisis de las diez últimas temporadas es que hay muchos más ejemplos de equipos que se salvaron cuando parecían muertos que de otros que peleaban por el ascenso en la mitad de la Liga y acabaron llorando el descenso en el mes de junio. De hecho, de ésos sólo hay uno en la última década, el Jaén del exentrenador de la SD Ponferradina Manolo Herrero y el delantero leonés Diego Cascón, que recién ascendido se las prometía felices en enero con sus 31 puntos, a las puertas del ascenso, pero se hundió y con sólo 17 puntos en la segunda vuelta acabó descendiendo con 48 puntos en el único año que se necesitaron 51 puntos para festejar la permanencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios