www.sportleon.com

Dinamo Bucarest, 35 - Abanca Ademar, 30

Acacio supera a la defensa rumana.
Ampliar
Acacio supera a la defensa rumana. (Foto: 7Foto7)

La ‘pegada’ del Dinamo derriba al Abanca Ademar

El equipo leonés fue siempre a remolque de un equipo local que sacó partido al acierto de su primera línea

jueves 08 de noviembre de 2018, 18:31h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Los ademaristas no estuvieron tan acertados en defensa como en anteriores encuentros y por ahí se escapó el partido y también el ‘golaverage’ particular que puede ser importante de cara a esta recta final de esta fase de grupos de la Liga de Campeones

El Abanca Ademar no pudo sumar en Bucarest. No funcionó la defensa como en otros encuentros y eso contra un equipo con una primera línea letal como la del Dinamo de Bucarest convierte en imposible el reto de vencer. Derrota que no supone el adiós al sueño de estar en la siguiente fase, pero que sí lo complica porque ahora son los rumanos quienes toman ventaja sobre los ademaristas de cara a las tres jornadas finales de esta fase de grupos.

El partido nacía dando forma a todos los temores que había dejado sobre la mesa Rafa Guijosa antes de viajar a Rumanía. La primera línea de los locales era demoledora. Sus laterales aprovechaban el trabajo en las trincheras de su pivote para abrirles un hueco que sus lanzadores amortizaban con goles para ir marcando las primeras ventajas rumanas en el marcador.

Sin errores en ataque del rival, al Abanca Ademar le costaba correr, aunque el ataque posicional funcionaba encontrando al pivote o los extremos y resolviendo desde los nueve metros cada vez que la defensa local se despistaba.

Era un intercambio de goles que no convenía a los ademaristas que se veían incapaces de frenar a su rival y en cuanto erraron tres ataques seguidos vieron a los rumanos elevar su renta hasta los cinco tantos (13-9). Guijosa ordenó un cambio de sistema defensivo y sus jugadores respondieron con un parcial de 0-4 que equilibraba el tanteador obligando al entrenador del Dinamo a solicitar su primer tiempo muerto.

Reaccionaron de nuevo los locales que estiraron de nuevo el marcador hasta el descanso y también a la vuelta de los vestuarios colocando una ventaja de seis goles que empezaba a ser más que preocupante para la suerte del partido. Rafa Guijosa llamaba a los suyos a pedir tranquilidad en el ataque estático sin perderse en precipitaciones que estaban costando demasiados errores ante una defensa local que seguía repartiendo a diestro y siniestro, con la permisividad de los colegiados del enceuntro, y que sólo los extremos Mario López y Jaime Fernández parecían ser capaces de saltar en esta fase del encuentro.

Encontraban huecos los leoneses, pero no eran capaces de defender los ‘dos contra dos’ de los rumanos como en otros encuentros y eso llevaba el duelo a un intercambio de goles que no favorecía a los leoneses que tampoco tenían suerte en los rechaces, lo que les llevaba a entrar en los 10 minutos finales con el partido perdido y con la única duda si aún podían evitar ceder el ‘golaverage’ particular, un reto que tampoco iban a conseguir los ademaristas que tendrán que seguir ganando en casa y mirando de reojo lo que hagan el Dinamo y el Wisla en esa carrera por las dos primeras plazas del grupo.

En los compases finales del encuentro se retiró con muestras de dolor en uno de sus dedos Slavic, después de una intervención bajo los palos. Un contratiempo del que deberá ser examinado al regresar a España y que habrá que ver si le impide estar en el partido de Cuenca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.