www.sportleon.com

Reportaje

Antonio Barrul ganó por KO a su rival en Canarias.
Ampliar
Antonio Barrul ganó por KO a su rival en Canarias.

Un triunfo para afrontar un año clave

Antonio Barrul refuerza su trabajo con el reto de exprimir sus opciones de ser olímpico

jueves 27 de diciembre de 2018, 18:57h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El púgil leonés prefiere no escuchar los ‘cantos de sirena’ que ha recibido para convertirse en profesional “porque tengo 19 años y mi reto es entrar en la selección olímpica. Es complicado, pero voy a poner todo de mi parte para conseguirlo”

En Canarias Antonio Barrul cerró un año casi perfecto. Un triunfo antes del límite en la competición que abría la Liga de Clubes en la que compite con el Cúpula del Milenio que servía para poner broche de oro al año 2018 y empezar a pensar ya en el siguiente en el que su reto será hacer méritos para entrar en el equipo nacional y, con ello, tener opciones de ser olímpico, su sueño previo a pensar en el campo profesional para el que ya ha sido tentado, pero sin querer escuchar todavía esos ‘cantos de sirena’.

Bravo como pocos y con una pasión por su deporte como pocos boxeadores tendrán en todo el mundo. Así es Antonio Barrul, nacido y criado en el Club Fuerte y Constante que su padre, Vicente Barrul, creó hace poco más de un lustro para dar una salida en el deporte a los niños y niñas del barrio de la Inmaculada.

Antonio es el primer producto de esa cantera que ya es una de las más prolíficas de España. Detrás de él vendrán más, pero Antonio Barrul sabe que es un espejo en el que se miran los más pequeños y por eso no pierde la ocasión de reclamar una oportunidad para los niños de su etnia, la gitana, de la que presume orgulloso. “Mandar un saludo a mi pueblo gitano al que llevo siempre conmigo. Y a los niños y jóvenes de mi pueblo les digo que hay dos caminos en la vida, el bueno y el malo, y les pido que elijan el deporte porque es el camino bueno que les hará despertarse con objetivos y con sueños y eso les hará ser mejores personas”, aseguraba al canal de televisión que retransmitía la velada de canarias.

“Estoy orgulloso de ser quien soy”, repite una y otra vez Antonio Barrul que después de imponerse en el estreno de la Liga de Clubes se centra ya en lo que vendrá en 2019. “Logré despedir el año con un buen sabor de boca en este último combate en el que gracias a Dios pude llevarme la victoria para casa, así que ahora ya estamos deseando que venga el 2019 porque voy a dar cada tira de mi piel para conseguir cumplir los objetivos y sueños que tengo”, asegura Barrul que tiene una fe infinita en sus posibilidades. “No hay nada imposible para nadie. Soy de los que cree que lo que uno se propone, si de verdad lo desea y lucha por ello, por mucho que la situación se ponga difícil, se puede conseguir, pero para ello hay que mirar siempre hacia adelante”, asegura el deportista leonés que predica con el ejemplo porque fueron esas ganas las que le ayudaron en los malos momentos de la lesión que le tuvo unos meses sin poder entrenarse como le gustaría haberlo hecho.

Con una motivación infinita, Antonio Barrul tiene claro que va a demostrarlo en primera persona y que va llegar donde él quiere hacerlo. “Yo sé lo que quiero y, por eso, no voy a parar hasta conseguirlo. Me da igual quién se interponga en el camino porque estoy preparado para derribar todos los muros que se interpongan en mi camino. Llevo luchando desde que era un niño para ser quien quiero ser y nada, ni nadie, va a evitarlo. Tengo fe en Dios. Y esa es mi gran fuerza. Soy como un volcán y cuando entra en erupción no hay nada que pueda parar su fuerza”.

Unas ideas claras que hacen que no escuche de momentos los cantos de sirena de promotoras de boxeo profesional que ven en él un diamante en bruto. Tiene 19 años y sabe que el profesionalismo es el final del camino, pero tiene claro que su sueño es ser olímpico y por ello va a luchar. “Su estilo de pugilismo es más del campo profesional que del encorsetado boxeo olímpico, pero sabe que ahí es donde va a mejorar su técnica y eso le vendrá muy bien cuando decida que es el momento de dar el salto. “No es sencillo, pero quiero agotar mis opciones. El número uno de mi peso es José Quiles. Hace un par de meses perdí con él, pero en un combate muy intenso. Ahora estoy mejor que entonces y sé que tengo un margen de mejora grande. Trabajaré para estar a punto cuando tenga que medirme otra vez a él para intentar ganarle y entrar en la selección nacional. Sueño con ser olímpico y voy a intentarlo con todas mis fuerzas y, además, entrenándome en mi ciudad, León, en mi casa y con los míos cerca”, explica el joven púgil leonés que da una y otra vez las gracias a toda su familia “y a la gente que me apoya y cree en mí. Por toda esa gente lucho con más fuerza y más ahora que voy a ser padre y eso me hace el hombre más afortunado del mundo porque voy a poder ver con mis ojos mi futura vida, mi bebé, que voy a tener con mi mujer, mi princesa, la mujer perfecta. Todo sale perfecto, así que eso es una motivación extra para seguir adelante”, afirma Antonio Barrul que no deja de agradecer el apoyo de sus patrocinadores “el Bar San Antonio en el que se juntan más de 60 personas cada vez que boxeo para ver mis combates, Fisio Conde, Camarote hotel, SNA Insonorizacionea Acústicas y Nemo León”, remata Barrul.
Antonio Barrul junto a su padre y entrenador, Vicente Barrul.
Ampliar
Antonio Barrul junto a su padre y entrenador, Vicente Barrul.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

Noticias relacionadas



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.