www.sportleon.com

Liga Asobal

Dani Gordo en el banquillo ademarista.
Ampliar
Dani Gordo en el banquillo ademarista. (Foto: SportLeón)

Dani Gordo regresa a la Asobal por la puerta grande con el Viveros Herol Nava

El ex entrenador ademarista guió al equipo de una localidad de 3.000 habitantes a un ascenso para la historia

lunes 29 de abril de 2019, 22:25h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Los segovianos se quedaron el año pasado a las puertas de alcanzar la Asobal en la que jugarán la próxima temporada presumiendo de una afición que bate récords. Otro exademarista, Yeray Lamariano, fue clave en el ascenso

Dani Gordo volverá el año próximo a la Liga Asobal. Y lo hará con un equipo que acaba de ascender, el Viveros Herol Nava, que bate récords. Un premio para el técnico que en León le tocó lidiar con la etapa más dura en lo económico de la moderna historia del Ademar. Con un concurso de acreedores en marcha que amenazaba con liquidar el club, a Dani Gordo le dieron la ocasión de dirigir a un equipo histórico en la Asobal, pero con una plantilla que no tenía nada que ver con las de antaño.

Cuestionado por una parte importante de la afición, Dani Gordo cumplió con creces con la misión. Clasificó para la Copa EHF a un equipo muy justito en su primer año y se quedó a las puertas de conseguirlo en su segunda temporada, antes de que le invitaran a marcharse cuando la economía empezaba a repuntar.

Tuvo que ‘picar mucha piedra’ desde aquel adiós por la puerta de atrás. Se fue a dirigir la selección de las Islas Feroe y al regresar a España recaló en Nava de la Asunción, una ciudad que lleva años trabajando bien con la cantera y que le confió la labor de hacer crecer a su equipo. Una ciudad de apenas 3.000 habitantes que estos dos últimos años ha dado un salto exponencial en su apoyo al balonmano de élite y de base porque colocar equipos en Campeonatos de España ha pasado a ser un objetivo para el club de esa pequeña población segoviana. Una ciudad con un número similar de habitantes de los que tienen Santa María del Páramo, Fabero o Vega de Espinareda y una cuarta parte de los que tiene Astorga, alcanzando la Asobal. Casi un milagro, pero con mucho trabajo detrás.

El año pasado se les escapó el ascenso que merecieron, pero la moral no decayó. Dani Gordo volvió a encabezar un proyecto en el que también brilla otro exademarista, Yeray Lamariano, y el resultado de la apuesta ha sido el ascenso a la Liga Asobal tres jornadas antes del final de la temporada. Todo un récord para la localidad más pequeña con equipo en la Asobal y que puede presumir de ser la que más aficionados mete en su pabellón en proporción a la población total. A tierras gallegas viajaron 250 aficionados para festejar en directo el ascenso.

Dani Gordo valoró tras el partido el "extraordinario trabajo de la plantilla. Desde el primer día de pretemporada los jugadores entendieron el trabajo que debían hacer. Lograr un título de liga nunca es tarea fácil, aunque lo hayamos hecho con varias jornadas de antelación. El mérito es de todos, desde el presidente, Julián Mateo, y la junta directiva, que se han desvivido por nosotros, hasta mis compañeros en el cuerpo técnico y, por supuesto, un plantel de jugadores con el que ha dado gusto trabajar", afirmaba un eufórico Dani Gordo que cuatro años después volverá a sentarse en los banquillos de la Asobal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.