www.sportleon.com

Ultra trail

Pablo Villa festejó a lo grande su victoria en la meta de Chamonix.
Ampliar
Pablo Villa festejó a lo grande su victoria en la meta de Chamonix. (Foto: @itra_trail)

Pablo Villa vuelve a sonreír en el Mont Blanc

El bañezano sube a lo más alto del podio de la prueba más mítica del ultratrail mundial

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Pablo Villa dominó de principio a fin una carrera que había preparado con mimo en 2018. Entonces se le resistió, pero un año después ha sumado una de las ’grandes’ a su palmarés

Pablo Villa sigue sumando triunfos de prestigio a un palmarés de ensueño para un ultrafondista que todavía no ha cumplido los 30 años. El bañezano le tenía ganas a la prueba grande del Mont Blanc -la TDS- desde que hace un año se le escapara cuando llegaba en un momento de forma espectacular. Entonces era su estreno en una grande con el Wild Trail Project para el que Nike lo eligió como estandarte. Preparó la carrera concienzudamente, pero se le resistió y tuvo que retirarse.

No se resignó y al día siguiente de la carrera, al llegar a casa, ya dejó claro a sus más cercanos que este año no se le iba a escapar. Y así ha sido. La TDS del Mont Blanc –TDS es el acrónimo de ’Sur les Traces des Ducs de Savoie’, Las huellas de los Duques de Savoie, una carrera que une el Valle de Aosta con la Savoie- es una de las carreras más emblemáticas del trail mundial y ya está en su palmarés. 145 km de carrera y casi 10.000 m de desnivel positivo.

Pablo Villa volvió a prepararla a conciencia, centrándose desde hace meses en esta prueba que dominó de principio a fin, mandando desde los primeros kilómetros en los que hizo la selección inicial de un grupo que iba perdiendo corredores poco a poco. En cabeza estaban buena parte de los mejores especialistas del mundo, pero la Ultra del Mont Blanc no perdona y ultrafondistas d ela talla de Aurell, Gamito, Sandes o Castanyer se fueron quedando atrás convirtiendo el grupo de cabeza en un trío en el que Pablo Villa tiraba sin poder despegarse de Schjolberg y Mityaev, que fue el primero que se descolgó dejando la pelea por el triunfo en una ‘guerra a dos’ entre Pablo Villa y Schjolberg que se mantuvieron juntos hasta cumplirse los 100 kilómetros de la prueba. Allí comenzaba el ascenso a Very y en él Pablo Villa vio flaquear a su compañero de fuga. Apretó y con poco menos de 30 km por delante se fue para coronar con casi un cuarto de hora de ventaja sobre el sueco Schjolberg que ya no tenía margen ni piernas para recuperar el terreno perdido.

Lanzado hacia la meta y con la moral reforzada, Pablo Villa crecía hasta darse cuenta que la victoria estaba en su mano y que no merecía la pena arriesgar más de la cuenta. Empezó a jugar con el reloj, controló a sus seguidores sin dejarles que se acercaran lo suficiente como para creer que podían cazarlo y en la subida al Tricot volvió a demostrar que era quien más fuerte estaba superando los 20 minutos de ventaja, plantándose en la meta de Chamonix en un tiempo de 18h.03:06, un tiempo espectacular porque la organización preveía que el vencedor haría el nuevo recorrido en 19 horas y el leonés mejoró ese registro en casi una hora.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.