www.sportleon.com

Abanca Ademar, 29 - BM Logroño, 26

Rubén Marchán supera la defensa riojana.
Ampliar
Rubén Marchán supera la defensa riojana. (Foto: RFEBM / A. Bermejo)

Después de lo difícil, lo imposible

El Abanca Ademar echó mano de su casta y encontró el muro de Patostski para noquear al Logroño

viernes 06 de marzo de 2020, 19:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El equipo leonés se verá ahora las caras con el Barcelona, que se deshizo por la vía rápida del Granollers y espera a los de Manolo Cadenas (sábado 7 de marzo, 20:45 horas), que no renunciarán a nada contra el único favorito al título copero

El Abanca Ademar nunca se rinde. Al menos mientras Manolo Cadenas ocupe su banquillo. El equipo leonés llegaba con bajas contra un equipo que aparentaba estar en un mejor momento, pero los ademaristas lograron sobreponerse para eliminar al Balonmano Logroño y citarse con el FC Barcelona, que no dio opción al Granollers en un partido en el que los azulgranas habían sentenciado el choque en el intermedio. Lo difícil ya está hecho. Ahora toca lo imposible.

No fue un partido sencillo aunque el resultado permitiera cerrar el minuto final sin agobios. Al cntrario, el duelo estuvo equilibrado y los de Cadenas supieron recuperarse cuando el partidos se le puso en contra, ya en la segunda parte, encontrando el muro de Patotski, un portero al que se bueca una salida para la próxima temporada, pero que a base de actuaciones decisivas en varios partidos, no tendrá problema para encontrar quien le quiera.

Al meta bielorruso le debe el Abanca Ademar gran parte de su pase a semifinales en un partido en el que todos respondieron a la perfección en el Abanca Ademar que supo manejarse con tranquilidad en el equilibrio con el que se disputaron los primeros minutos, aunque con los de Cadenas mandando hasta que una buena racha de los riojanos camino del descanso daba una mínima ventaja a los de Logroño (14-15) al enfocar los equipos el camino hacia los vestuarios.

Cadenas había anunciado que iba a rotar a sus jugadores para evitar que en la semifinal estuvieran todos ‘fundidos’ y lo cumplió. Y si la ‘primera unidad’ había rendido bien, la ‘segunda’ no se iba a quedar atrás. En especial Patotski, que supo crecer para poner remedio a la sangría que los riojanos estaban haciendo ante una defensa leonesa poco acertada en ese arranque del segundo tiempo que llegó a colocar tres goles por detrás a los ademaristas justo antes de que llegara la reacción. Patotski se convirtió en un muro y el acierto de Juanjo Fernández en esa fase del choque volvió a poner el empate en el marcador tras un parcial de 4-1 con 10 minutos por jugarse. En ellos creció el Abanca Ademar y se desesperó el BM Logroño hasta la victoria final de los leoneses que ahora tratarán de dar la sorpresa de la temporada en España, porque eso sería la victoria contra el Barcelona.

La ficha del partido

29 Abanca Ademar: Dino Slavic. Patotski (ps), Rubén Marchán (5), Mario López, Feutchmann (2), Gonzalo Carou (1), Tin Lucin (2), Pedro Martínez, Fede Vieyra (4), Drew Donlin (1), Juanjo Fernández (4), Jaime Fernández (1), Acacio (4), Gonzalo Pérez Arce (4), José Mario Carrillo (1) y Casqueiro.

26 BM Logroño: Jorge Pérez, Sergey Hernández (ps), Sánchez-Migallón, Dapirán (2), Balenciaga (3), Kusan (2), Scott (8), Ligetvári (2), Goñi, Moreira (2), Kukic (1), Ortiz, Eduardo Cadarso (5), David Cadarso (1), Garciandía y Hackbarth.

Árbitros: García Serradilla y Marín Lorente. Excluyeron a los ademaristas Rubén Marchán, Fede Vieyra, Gonzalo Carou y Pedro Martínez (tres veces, por lo que fue descalificado); y por el rival de los leoneses, a Sánchez-Migallón y Dapirán.

Marcador cada cinco minutos: 2-3, 5-5, 8-7, 11-9, 12-12, 14-15 (descanso); 16-19, 18-21, 21-22, 25-24, 27-26 y 29-26.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios