www.sportleon.com

Calendario

Los jugadores de la Cultural conocerán esta semana su futuro en esta temporada.
Ampliar
Los jugadores de la Cultural conocerán esta semana su futuro en esta temporada. (Foto: César F. Buitrón)

Una semana clave para la Cultural

La Federación Española de Fútbol decidirá esta semana si la temporada seguirá o se suspende

domingo 03 de mayo de 2020, 18:17h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El 8 de mayo es el día que la Federación ha puesto como límite para definir si se anula la temporada, se juega el ‘play off exprés’ o si asciende los cuatro líderes, que parecen las tres únicas opciones que están sobre la mesa

Han sido muchas idas y vueltas, intereses cruzados, presiones de los líderes para que sean ascendidos directamente, de los que les persiguen para que se juegue la fase de ascenso, aunque sea atípica, de los que no estaban entre los cuatro primeros para que se cree una liga que permita que su desastre sea menor y de los que estaban en puestos de descenso, para que se les conceda el ‘indulto’ y no haya descensos.

Esta semana todo eso parece que llegará a su final. La Federación Española puso el 8 de mayo como día límite para decidir qué hace con sus principales competiciones. No puede esperar más. Las instrucciones que da el Gobierno para los equipos profesionales, que son las que se deberían aplicar también en este caso, ponen unas fases desde la vuelta a los entrenamientos hasta poder jugar los primeros partidos que se van hasta las seis semanas y por el Real Decreto de esta pasada semana, los jugadores no profesionales –Segunda División B y Tercera División- no podrían empezar a entrenarse hasta el 26 de mayo pondría a los equipos en la tesitura de no volver a jugar hasta el mes de julio.

Lo único que parece totalmente decidido es que no habrá ningún descenso ni en Segunda División B ni en Tercera División. A cambio, la taxativa decisión de la Liga de Fútbol Profesional de que habrá ascensos y descensos en sus competiciones parece augurar que sí habrá ascensos de Segunda División B a Segunda División y también de Tercera a Segunda División B, aunque eso deje para la próxima campaña una Segunda División B de un nivel muy inferior al de estas últimas campañas.

Lo que se podrá sobre la mesa el 8 de mayo serán dos cuestiones. La primera si los clubes pueden responder a las directivas del Ministerio de Sanidad para volver a jugar en condiciones de seguridad. Si no fuera así se daría por concluida la temporada y, en ese caso, los que ascenderían serían los líderes de los cuatro grupos –queda por ver si en el momento de la suspensión (Atlético Baleares, Logroñés, Castellón y Cartagena) o al final de la primera vuelta (Atlético de Madrid B, Logroñés, Sabadell y Cartagena). Si tuviera que darse por finalizada la temporada, la Federación ya ha pedido al Consejo Superior de Deportes que inste al Gobierno a incluir en un Real Decreto la imposición de que no se pueda seguir jugando para evitar una cascada de reclamaciones judiciales que los clubes iban a interponer contra la Federación Española.

Si se pudiera seguir jugando la opción será una fase de ascenso exprés en la que la Cultura se jugará el ascenso en solo tres partidos, una ‘lotería’ que todos jugarían en campo neutral porque las opciones que se barajan son la Ciudad del Fútbol de Las Rozas o Murcia.

A cuatro días de la decisión final en la RFEF se defiende el ‘play off exprés’ como la forma más justa de decidir una temporada tan atípica. El mayor obstáculo es que en la ‘desescalada’ marcada por el CSD para deportistas federados, los futbolistas de Segunda División B y Tercera División no pueden empezar a entrenarse hasta el 26 de mayo en sus instalaciones y siempre que éstas cumplan con las exigencias que se imponen y eso llevaría la reanudación más allá del límite de los contratos que tienen firmados todos los jugadores que no tengan una vinculación plurianual, obligando eso a prolongar todos los contratos un mes lo que supone una desviación presupuestaria de cerca de un 10% a los clubes y la necesaria aprobación por los jugadores. Y todo ello con un condicionante que afectaría poco a la Cultural, pero sí a muchos clubes que tendrán que cumplir de forma escrupulosa y rigurosa el protocolo sanitario si no quieren arriesgarse a que las autoridades les paren de nuevo sus entrenamientos.

Lo que no estará sobre la mesa será la creación de la Segunda División B Pro, que se barajará para la campaña siguiente para evitar el desaguisado en el que se convertirá una Segunda División con grupos de 24 equipos, condenada a jugar muchos partidos entre semana y sin la garantía de la que la próxima campaña comience con público en las gradas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios