www.sportleon.com

Liga Asobal

Dani Gordo tratará de motivar a sus jugadores para ofrecer una buena despedida a sus aficionados. (Foto: 7Foto7)
Dani Gordo tratará de motivar a sus jugadores para ofrecer una buena despedida a sus aficionados. (Foto: 7Foto7)

Guerra sin tregua con Valladolid

Se niegan a cambiar la hora del derbi y amplían aún más la brecha entre los clubes

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:55h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El Ademar había llegado a un acuerdo con Sportmanía para que el partido de rivalidad de este sábado no coincidiera con el decisivo Barcelona-Atlético de Madrid, pero al final se tendrá que disputar a las 18:30 horas ante la negativa de los pucelanos que se juegan el descenso en ese partido

La relación entre el Ademar y el Valladolid es tensa desde hace muchos años. Ni siquiera que los dos equipos no peleen ya por los títulos, ni que en los banquillos falte la pimienta que siempre ponía Juan Carlos Pastor parece ser capaz de cambiar nada y no hay derbi que no llegue enrarecido por algún motivo.

El de este sábado ya tiene su motivo para que la grada leonesa está de uñas con los vallisoletanos. El partido estaba programado desde hace tiempo para las 18:30 horas del sábado. Cuando la Primera División de fútbol anunció sus horarios para la última jornada, al ver que el choque que definirá el campeón de Liga, el Barcelona-Atlético de Madrid, se disputaría a las 18:00 horas, el club leonés se movió para buscar otro horario para el encuentro que permitiera a los aficionados ver los dos partidos. Sportmanía, que ofrecerá el partido, no puso ningún problema; los organismos federativos tampoco, pero era necesario el 'placet' del Valladolid y ahí acabó todo. Los pucelanos se juegan el descenso en el envite ya que si caen derrotados y el Puerto de Sagunto gana en Cuenca, a una jornada del final los pucelanos caerían a puestos de descenso y todo apunta a que quien llegue por delante al último partido liguero tendrá todas las de ganar ya que los dos equipos implicados tienen duelos asequibles en la última fecha liguera.

Desde Valladolid se escudan en defender sus intereses deportivos. El club vallisoletano entiende que si la grada leonesa no está tan poblada ni tiene el ambiente habitual, sus opciones de llevarse la victoria serán mayores, aunque lo que pueden conseguir los pucelanos con su negativa es encontrarse con un equipo más motivado pese a no jugarse ya nada en el envite y una grada que tendrá como mayor aliciente del encuentro ver caer derrotado a su eterno rival y que se acerque al abismo del descenso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(1)

+

6 comentarios