www.sportleon.com

Selección española júnior

Mario López ha logrado el bronce con la selección nacional júnior. (Foto: César F. Buitrón)
Mario López ha logrado el bronce con la selección nacional júnior. (Foto: César F. Buitrón)

Bronce para Isidoro, Piñeiro, Biosca y Mario López

Los tres ademaristas y el seleccionador regresan a casa con una medalla

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:55h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La selección española júnior se impuso a Dinamarca en el duelo por el tercer y cuarto puesto del Campeonato de Europa al potente equipo de Dinamarca

La selección española júnior logró una meritoria medalla de bronce en el Campeonato de Europa de la categoría que se ha disputado en Austria, tras vencer en el partido por el tercer y cuarto puesto a Dinamarca 27-29 en un duelo en el que caían 15-14 en el descanso.

El encuentro ha sido espectacular, con alternativas para los dos conjuntos, con nervios y responsabilidad por estar en juego una medalla continental, y con dos seleccionesllenas de jugadores notables.

Durante la primera parte Dinamarca se mostró más solvente, más duros, más metidos en el partido. Por momentos el combinado español se veía envuelto en un mar de dudas, “azotados por los fantasmas del partido de semifinales con Alemania”, reconoce el seleccionador nacional Isidoro Martínez.

Con cuatro goles abajo en el marcador, los júniors españoles tiraron de repertorio desde constancia y las señas de identidad de equipo, alcanzando el descanso uno abajo (15-14), pero con una tendencia de mejora que se evidenciaría en la reanudación.

“Si siempre tienen todo el mérito los jugadores, en el partido de hoy con mayor motivo, ya que en la reunión de ayer para prepara el partido, ellos participaron de forma activa en el planteamiento de este encuentro, exponiendo muchas claves para cortocircuitar el potencial ofensivo danés, y para optimizar nuestro caudal ofensivo. Esto ha fortalecido mucho al grupo, le ha hecho más solidario, y desde la humildad y la generosidad, en la segunda mitad hemos desarrollado un juego sin fisuras”, afirma Isidoro.

Y es que en el arranque del segundo tiempo España fue un ciclón. El 6-0 defensivo era una constante muralla con basculaciones, ayudas, solidaridad y anticipaciones. Dinamarca no era capaz de leer el sistema defensivo español, y cimentada atrás, el juego en ataque fluyó, apoyándose en el juego desde los 6 metros, donde nuevamente nuestros pivotes Nacho Plaza y Diego Piñeiro eran determinantes. Y uno de los grandes ‘culpables’ era Jon Azkue, elegido MVP del partido, que ha demostrado ser un timón de garantías para los españoles.

España iba lanzada, pero Dinamarca no entregaba la cuchara, poniendo a un gol a falta de 10 minutos. Y cuando podrían aparecer los temores del comportamiento físico y psíquico de los jugadores, apareció su mejor versión. Intensidad atrás, con posibilidad de correr la contra, y España se lanzaba 5 arriba (23-28) a falta de poco más de cuatro minutos. Hubo que sufrir hasta el final para lograr el triunfo final tras el duro revés recibido en semifinales.

“Es un gran éxito para la generación 94/95. Hemos derrotado a los vigentes campeones del mundo, y si ya en la main round les tuvimos contra las cuerdas, hoy hemos rubricado un gran Europeo. España está en la élite, con 3 equipos ‘top’, Alemania, Suecia y Dinamarca, y nosotros somos competitivos y cada día nos encontramos más cerca”, sentencia Isidoro Martínez, “debemos centrarnos en lo bueno, en que somos una referencia, en que todos los equipos nos miran desde el respeto, y sinceramente creo que ese es el gran éxito del balonmano español. El premio de la medalla es haber hecho realidad ese sueño”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+

1 comentarios