www.sportleon.com

Deporte base

El jurista leonés Francisco Del Río apuesta por la modernización de las estructuras de los clubes.
Ampliar
El jurista leonés Francisco Del Río apuesta por la modernización de las estructuras de los clubes.

Modernizar estructuras, única salida de los clubes de base

El leonés Francisco Del Río, experto en derecho deportivo, pide un marco jurídico laboral especial

viernes 30 de enero de 2015, 12:59h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El jurista leonés, que además es entrenador de baloncesto y colaborador del CB Agustinos Eras, cree necesario regularizar y poner en valor la figura de los entrenadores, pero dando los medios para que los clubes puedan modernizar sus estructuras y cumplir con sus obligaciones sin que aboque a muchos a la desaparición

l Golpe mortal al deporte base

La noticia avanzada por Sport León sobre el cambio de normativa que obligará a los clubes a regularizar la situación laboral de sus entrenadores, monitores y preparadores físicos corrió como la pólvora. Los clubes ya están sobre el tema buscando una manera de adecuarse a la normativa sin que eso les obligue a tener que desaparecer.

Las opiniones de los entrenadores son, mayoritariamente, favorables a la regularización de su situación, aunque a casi ninguno se le escapa que ello supondría reducir las cantidades que perciben que, en la mayoría de los casos son muy pequeñas. “Por qué un profesor de guitarra o un coro tiene que tener regularizada su situación laboral y un entrenador no tiene que tenerla?”, se pregunta Javi Chicote, un leonés que este pasado verano inició una aventura, la Escuela del Deporte con la que busca poner en valor la cultura física y la educación con el deporte como uno de los pilares fundamentales.

Una situación compleja

Una de las voces más autorizadas que hay en León y España es la de Francisco Del Río, abogado experto en Derecho Deportivo de León, que conjuga en su persona la característica de ser jurista, pero también entrenador y miembro de la directiva del CB Agustinos Eras. Hace unos días impartió una conferencia a los alumnos de la Facultad de Actividad Física y el Deporte en la que les dio las claves del cambio normativo. “La situación que se conjuga es compleja, puesto que la comisión de trabajo que se formó, con miembros del CSD, Inspección de Trabajo y Tesorería General de la SS ,con el ánimo de proteger los derechos de los trabajadores, ha establecido un marco jurídico-laboral que hace muy complicada la supervivencia y viabilidad de los clubes ya que las soluciones que han aportado para regularizar la situación de sus entrenadores eran un contrato a tiempo parcial o la figura del voluntario, pero yo veo muy complicado encajar la figura de un entrenador como un voluntario que está pensada para el trabajo con ONG’s y que en ningún caso podrá sustituir al trabajo retribuido”, señala Francisco Del Río.

"Estamos ante una situación gris, dudosa, ante el denominado amateurismo marrón y para analizar este contexto, la clave radica en la diferenciación entre el concepto de Entrenador Profesional y Entrenador no Profesional, siendo los primeros quienes reciben una retribución y los no profesionales en que únicamente perciben una compensación de gastos derivada de la práctica deportiva, siendo por lo tanto, el elemento clave de la presente problemática es la forma en que reciben las cantidades los entrenadores, dado que es muy generalizada la existencia de entrenadores no profesionales que en la práctica son profesionales puesto que están percibiendo retribuciones fijas y periódicas que definen una relación laboral común".

El abogado leonés, que también es entrenador en el CB Agustinos reconoce que la situación actual “no es justa para los entrenadores porque ser entrenador no es algo que se te ocurre un día al levantarte, te vas a un club y entrenas. Un entrenador tiene un largo periodo de formación, sacarse un curso de entrenador nacional tiene un coste alto y creo que su figura es lo suficientemente importante para ponerla en valor como se merece. El problema es que no se ha valorado más allá de esa necesidad de que sean trabajadores sin articular bonificaciones para los clubes que no haga inasumible el aumento presupuestario que supondría para ellos, creando un marco jurídico laboral específico. Hay muchos sectores que tienen bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social y no creo que haya nadie que dude que los clubes cumplen una función vital para la sociedad y que, sólo por eso, merecerían un trato especial. No hay que obviar la finalidad social que ejercen los Clubes de Base fomentando la práctica del deporte y si las subvenciones descienden cada año y tienden a desaparecer, si no se les da un trato de protección y se les obliga cada año a más gastos, el final de muchos clubes será la desaparición”, advierte el jurista leonés.

Del Río invita a los clubes a profesionalizar sus estructuras

Francisco Del Río invita a los clubes leoneses a “profesionalizar sus estructuras porque es necesario que los gastos e ingresos estén perfectamente recogidos y justificados” y al Consejo Superior de Deportes (CSD), la Tesorería General de la Seguridad Social y Hacienda que son quienes han dado forma al cambio normativo a que articulen la manera de evitar unos graves perjuicios a los clubes “bien sea mediante un régimen de cotización específico para Clubes de Formación o con algo tan simple como aceptar para los entrenadores una compensación de gastos que son reales, ya que la mayoría de los entrenadores cobran cantidades que apenas les cubre los gastos de gasolina para ir a entrenamientos y partidos y desgaste de ropa deportiva, etc… pero que deben estar, reitero, debidamente justificadas”, remata Francisco Del Río que está asesorando ya a CB Agustinos Eras, al CD Puente Castro FC, a la Federación Castilla y León de Lucha, en la nueva situación laboral y fiscal e imparte la asignatura de Legislación en la Federación de Fútbol de Castilla y León.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de SportLeón

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.