www.sportleon.com

Liga Asobal

Molina, en un partido con el primer equipo ademarista. (Foto: 7Foto7)
Ampliar
Molina, en un partido con el primer equipo ademarista. (Foto: 7Foto7)

Molina tendrá otra oportunidad

Los capitanes interceden por el central leonés, aunque estará diez días apartado del equipo

martes 10 de marzo de 2015, 21:27h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Molina no se entrenó en la víspera del partido de Logroño, castigado por no acudir a un partido del filial en noviembre. Los capitanes, en una larga reunión con el cuerpo técnico y el presidente, evitaron un castigo mayor, aunque será la última oportunidad para el jugador

l La previa del partido en Logroño

Alberto Molina tendrá una oportunidad más para encauzar su carrera deportiva. Será después de que cumpla la sanción que le ha impuesto el Ademar. El central leonés no estuvo en el entrenamiento previo al viaje a Logroño y tampoco jugará Molina frente al Naturhouse. Una vez que pase este periodo de sanción Molina sí que volverá a ser uno más de la plantilla, algo que a media tarde no estaba claro que fuera a volver a ocurrir porque la paciencia de los técnicos y directivos estaba ya al límite.

No es la primera vez que el nombre de Molina se coloca en la mesa de la directiva ademarista para proponer una sanción. Ahora cumplirá los diez días de suspensión de empleo y sueldo que le han impuesto por una falta cometida días antes de la Copa Asobal que se disputó en León (el 30 de noviembre) y que aunque ya entonces trascendió, no ha sido hasta ahora, tres meses y medio después, cuando se ha notificado la sanción al jugador leonés por no presentarse a un partido del equipo filial ademarista.

Pudo ser peor para el jugador para quien se barajaba una sanción más dura. Al final la intercesión de los capitanes en la reunión de más de una hora que mantuvieron con el cuerpo técnico y el presidente ademarista Cayetano Franco evitó que Molina quedara apartado hasta el final de temporada.

Ninguna de las tres partes quiso hacer declaraciones al final de su larga reunión. “De Molina no estoy autorizado a hablar por la directiva”, aseguraba el entrenador, Dani Gordo, en su comparecencia para valorar el encuentro frente al Naturhouse La Rioja. “Del tema de Molina no hablo. Ni afirmo ni desmiento nada. Son cosas internas del club que deben quedar ahí. Legalmente tampoco podemos valorar si hay o no una sanción para un trabajador”, zanjaba el presidente Cayetano Franco. El mismo guion seguido cuando se conoció su acto de indisciplina en diciembre que es la que se sanciona ahora y que fue el propio jugador quien reconoció su error.

El silencio como manera de blindar al club de comentarios y de informaciones negativas residió el final de la runión 'tripartita', aunque para entonces la noticia ya era pública y las especulaciones sobre cuál podría ser la sanción había dejado paso a las valoraciones de la misma que, aunque no fuera oficial, estaba tomada con ese castigo temporal.

A los capitanes les tocará ahora tratar de que el jugador se centre en los dos meses y medio que quedan de competición para que no haya más problemas extradeportivos como los que ha habido desde la pretemporada, cuando el jugador se negaba a ser jugador del segundo equipo argumentando que su contrato era con la primera plantilla. Tiras y aflojas tras los que Molina fue ganando más minutos en el equipo de Dani Gordo, aunque salpicados con ausencias y desplantes como los que en esta ocasión le han costado otra sanción al jugador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

24 comentarios